Las Pelotas En directo - Sólo en Sala La Riviera

Las Pelotas

El juego de las bolas

Juego de pelotas (en sueco: Farsan, lit. ‘El papá’) es una película sueca de comedia de 2010 dirigida por Josef Fares y protagonizada por Jan Fares, Torkel Petersson, Hamadi Khemiri, Nina Zanjani, Juan Rodríguez, Anita Wall y Jessica Forsberg.

En Suecia, la película obtuvo críticas dispares. En Aftonbladet, la película recibió una puntuación de 3 sobre 5 y fue descrita como “no la mejor ni la más divertida de las películas de Josef Fares – pero es un cálido y cariñoso homenaje cómico a los padres estrafalarios en general”. [1] En Expressen, la crítica fue ligeramente menos favorable (2 sobre 5) y se describió a Fares como alguien que juega con cartas seguras en sus personajes un tanto artificiales[2]. En otros grandes periódicos, las críticas fueron similares: 3 sobre 5 en Dagens Nyheter[3] y 2 sobre 6 en Svenska Dagbladet[4].

Las bolas que dicen

En un partido de más de un día de duración, el capitán del equipo de campo podrá solicitar una bola nueva cuando el número de overs, excluyendo los overs parciales, lanzados con la antigua sea igual o superior a 80 overs. El árbitro informará al otro árbitro e indicará a los bateadores y a los anotadores cada vez que se ponga en juego una bola nueva.

Si, durante el juego, la pelota no puede ser encontrada o recuperada o los árbitros acuerdan que se ha vuelto inadecuada para el juego por el uso normal, los árbitros la sustituirán por una pelota que haya tenido un desgaste comparable al que había tenido la pelota anterior antes de la necesidad de su sustitución. Cuando se sustituya la pelota, el árbitro informará a los bateadores y al capitán de campo.

¿Quiere saber más? Eche un vistazo al programa eLearning del MCC sobre las Leyes del Cricket. Centrado en la enseñanza de las Leyes, el programa se divide en dos partes. En primer lugar, el módulo interactivo detalla las Leyes en la práctica utilizando fotos, vídeos y animaciones para ayudar a explicar lo que puede ser un tema complicado. En segundo lugar, puedes ponerte a prueba mediante un examen tipo test, que puedes realizar tantas veces como quieras.

Las bolas snooker

El dolor en las bolas de los pies puede ser, bueno, un dolor. Ciertamente, puede hacer más incómodo caminar, correr o incluso permanecer de pie en un mismo sitio. También llamada metatarsalgia, los corredores o atletas que practican deportes de alto impacto son más propensos a experimentar dolor en las bolas de los pies. Aunque no es infrecuente, tampoco es normal.

El dolor en la planta del pie puede deberse a varias causas. En este blog, Kerry E. Berg, DPM, de Intermountain Foot & Ankle Associates explica cinco posibles causas de dolor en las bolas de los pies, junto con las opciones de tratamiento.

Como ocurre con muchos otros problemas de los pies, como los neuromas y la fascitis plantar, el uso de un calzado inadecuado puede contribuir al dolor en la parte anterior del pie. Si usas calzado deportivo desgastado o que te aprieta los dedos, es más probable que tengas dolor en la parte anterior del pie. La mejor solución es comprar calzado con espacio en la puntera para que los dedos no se aprieten.

El sobrepeso, aunque sea de unos pocos kilos, puede sobrecargar todas las partes del pie. Esta presión adicional en las plantas de los pies puede provocar dolores importantes. Perder peso puede ayudar a aliviar la presión en los pies.

Las bolas se endurecen

La Ballroom Scene (también conocida como comunidad Ballroom, cultura Ballroom o simplemente Ballroom) es una subcultura LGBTQ+ underground afroamericana y latina que se originó en la ciudad de Nueva York. A finales del siglo XX, las drag queen negras y latinas empezaron a organizar sus propios concursos en oposición al racismo que sufrían en los circuitos establecidos de concursos de drag queen. Aunque los participantes estaban racialmente integrados, los jueces de estos circuitos eran en su mayoría blancos[1]. Aunque la creación inicial del Ballroom imitaba estos concursos de drag queen, la inclusión de hombres homosexuales y mujeres trans transformaría la escena del Ballroom en lo que es hoy: una multitud de categorías en las que pueden participar todas las personas LGBTQ+.

Los asistentes “recorren” estas categorías para conseguir trofeos y premios en metálico. La mayoría de los participantes en Ballroom pertenecen a grupos conocidos como “casas”, donde las familias de amigos elegidas forman relaciones y comunidades separadas de sus familias de origen, de las que pueden estar distanciados[2][3].

Related posts: